La ansiedad
Veer_2748069_diabetes

La preocupación, la ansiedad y la sobrecarga

Todos sentimos cierta preocupación en la vida diaria. Uno se siente ansioso de manera comprensible como una reacción a situaciones usuales urgentes, por ejemplo, si se nos hace tarde para llegar al trabajo. Pero también se puede sentir ansiedad cuando nos preocupamos por algo que pudiera o no suceder, una amenaza que sólo existe en nuestra imaginación.

18 de 100 personas

Según el Instituto Nacional de la Salud Mental, los trastornos de la ansiedad como el Trastorno por Estrés Postraumático, los ataques de pánico, las fobias y el trastorno de ansiedad generalizada afectan al 18% de las personas en los Estados Unidos cada año, haciendo que sean éstos los problemas de salud mental más comunes. 

La ansiedad se convierte en un trastorno cuando el temor y la preocupación son incontrolables y no permiten que la persona lleve una vida normal. Los trastornos de la ansiedad afectan a cualquiera y comienzan a cualquier edad.

Las personas con trastornos de ansiedad son incapaces de controlar los pensamientos propios que les perturban. Puede que comiencen por evitar las situaciones diarias que ellos temen les traerán más estrés.
Cualquier persona que tenga una pregunta sobre salud mental debe buscar ayuda inmediata, como mismo buscaría ayuda de tratarse de cualquier malestar físico. Si la ansiedad extrema se ignora y permanece sin tratamiento, la persona que la padece no podrá participar plenamente en la vida cotidiana.

SÍNTOMAS A TENER EN CUENTA 

La ansiedad normal puede convertirse en problema si los síntomas persisten y empiezan a interferir en el resto de su vida. Entre los síntomas de la ansiedad están:

  • Una preocupación extrema
  • Sensaciones de temor o terror
  • Temblores
  • Inquietud
  • Tensión muscular
  • Latido cardíaco acelerado
  • Aturdimiento o mareo
  • Sudoración
  • Frialdad en las manos y pies
  • Falta de aire
  • Dificultad para dormir   

Si estos síntomas persisten por algún tiempo prolongado, es posible que sufra un trastorno de la ansiedad. Algunos de estos síntomas también pueden indicar problemas físicos, por lo que debe ver al médico para descartar esta posibilidad.