La ansiedad

Agorafobia

Si usted evita las situaciones que le puedan causar pánico, si no se siente seguro cuando está en lugares públicos, sobre todo entre una multitud de personas, entonces puede que sufra de un tipo de trastorno de ansiedad llamado agorafobia.

“Tengo miedo ir al supermercado porque me entra pánico y me siento totalmente inútil”.

Los síntomas de la agorafobia incluyen un miedo insoportable de perder el control en público, temor a estar en lugares llenos de gente, miedo a estar en lugares que no tengan acceso fácil a una salida, como los elevadores o los aviones, y no poder salir de casa en un largo tiempo. Muchas personas que tienen agorafobia también tienen miedo a estar solos.

“Estoy encerrado en casa por temor a salir a cualquier lugar”.

Liberarse del miedo 

Si el temor a sufrir crisis de pánico lo mantiene atado en casa, es hora de pedir ayuda. Llame a su médico para que lo remita a un especialista. La agorafobia es curable si se trata con una combinación de medicamentos y psicoterapia.

“Ha sido lo más difícil que he tenido que hacer jamás, pero ahora he vuelto a vivir”.

Habilidades para sobrellevar una crisis y calmarse

Hay varios pasos que puede seguir usted mismo para ayudarse a sobrellevar la agorafobia:

  • Practique ir a lugares que le den miedo. Pídale ayuda a su familia, a amigos y a su psicoterapeuta.
  • Aprenda habilidades para calmarse. Su psicoterapeuta puede enseñarle métodos para aliviarse ante el primer síntoma de ansiedad.  
  • Practique las técnicas de relajación. Escoja un momento en que no se sienta ansioso o preocupado y practique la meditación, el yoga o la visualización guiada.