La ansiedad

Recuperación y opciones para el tratamiento

Ya que cada persona es diferente, una o más de las siguientes opciones puede ser el tratamiento apropiado para el trastorno de la ansiedad. Cada opción debe considerarse detenidamente.

PSICOTERAPIA

En la terapia “hablada” el paciente construye una relación personal con un psicoterapeuta que lo escuche sin juzgarlo y le comunique su aceptación como paciente. El psicoterapeuta ayuda a la persona a entender su enfermedad y a vivir con ella de forma productiva. El psicoterapeuta también lo anima a trabajar en sus problemas emocionales y a seguir adelante con la vida.

MEDICAMENTOS

Quizás tenga que tomar varios medicamentos para encontrar el que le venga bien, pero una vez que sepa cúal es el apropiado para usted habrá encontrado la clave de su recuperación. Haga un seguimiento con su psicoterapeuta y/o médico para saber qué medicamento le viene bien.

TERAPIAS COGNITIVO-CONDUCTUALES (TCC)

La terapia cognitivo-conductual ayuda a la persona a aprender a analizar sus propios patrones de pensamiento y conducta y a resolver sus propios problemas. Con la TCC, la persona se fortalece con herramientas que le ayudan a reconocer cómo se siente y a desarrollar una perspectiva realista en situaciones que antes parecían incontenibles. También ayuda a desarrollar métodos para evitar lo que provoca la ansiedad.

REDUCCIÓN DEL ESTRÉS Y RELAJACIÓN

Otras prácticas saludables que ayudan a reducir la ansiedad son la respiración profunda, la meditación y el yoga. Vea Reducir el Estrés.

HÁBITOS SALUDABLES QUE TAMBIÉN AYUDAN A REDUCIR EL ESTRÉS:

  • Disminuir el consumo de cafeína.
  • Reducir el consumo de azúcar refinada.
  • Comer más carbohidratos complejos: granos enteros, frutas y vegetales 
  • Evitar la nicotina
  • Hacer ejercicios con regularidad. Sólo 30 minutos al día reducen la ansiedad de forma natural al liberar endorfinas, las cuales aumentan la sensación de bienestar.
  • Duerma lo suficiente para poder sentirse descansado.