La ansiedad

Tipos de trastornos de la ansiedad

La ansiedad se vuelve un trastorno mental cuando la persona tiene la sensación de un miedo incontenible que le dificulta enfrentar las actividades y situaciones diarias.

Existen cinco tipos principales de trastornos de la ansiedad:

TRASTORNO DE ANSIEDAD GENERALIZADA

El Trastorno de Ansiedad Generalizada (TAG) se caracteriza por la preocupación constante, una tensión y un nerviosismo persistentes que no están en proporción con lo que sucede en realidad. Se siente una angustia extrema y continua sobre la vida en general. Los síntomas incluyen: no poder relajarse, dificultad para concentrarse, insomnio, falta de aliento, dolores de cabeza y tensión muscular.

TRASTORNO OBSESIVO-COMPULSIVO (TOC)

Las personas con un trastorno obsesivo-compulsivo sienten la necesidad de seguir una conducta repetitiva u obsesiva o la necesidad de poner las cosas en un orden específico. Los comportamientos rituales no reducen la ansiedad de alguien que sufra de TOC y puede empeorarlos aún más. Los síntomas del trastorno obsesivo-compulsivo interfieren en la vida diaria, incluso al extremo de impedir que la persona asista a la escuela o al trabajo.

TRASTORNO DE PÁNICO ("ATAQUES DE ANSIEDAD")

Según la Asociación Norteamericana de Psiquiatría, un ataque de ansiedad (o de pánico) es un aumento repentino de un temor incontrolable e insoportable que surge sin aviso y sin ningún motivo evidente. Si usted sufre un trastorno de pánico, es posible que piense que le va a dar un infarto o que está a punto de morir. Los ataques de ansiedad no son prevenibles, por lo que la persona se preocupa por el próximo ataque, lo cual conduce a una preocupación constante y afecta la habilidad de enfrentar la vida diaria.

TRASTORNO POR ESTRÉS POSTRAUMÁTICO (TEPT)

El estrés postraumático es el resultado de un suceso extremadamente aterrante y peligroso. Los que sufren de TEPT reviven con frecuencia el suceso original que los perturba a través de recuerdos recurrentes o pesadillas y continúan sintiendo el mismo estrés y miedo. El TEPT lleva a la persona a evitar todo lo que le recuerde el suceso original que ocasionó el trauma. El TEPT también puede causar explosiones de ira.

TRASTORNO DE FOBIA SOCIAL O ANSIEDAD SOCIAL

La fobia social provoca un miedo a las situaciones en las que la persona cree que la están observando. Los que sufren de fobia social se sienten extremadamente cohibidos e incómodos en situaciones sociales cotidianas ya que tienen miedo a que los juzguen o se burlen de ellos.  Entre los síntomas físicos están los temblores, las sudoraciones y la náusea. Esto los lleva a evitar las situaciones públicas o cualquier tipo de interacción social.