La depresión

La depresión postparto

"Debiera sentirme feliz ahora que tengo a mi bebé, pero me siento tan mal".

No es inusual sufrir un cambio en el estado de ánimo y sentir fatiga durante las primeras semanas después de haber dado a luz, pero 1 de 8 madres sufren una enfermedad más seria y duradera llamada Depresión Posparto o DPP, según sus siglas. 

"Me siento tan triste y sola".

DPP es una enfermedad que afecta la mente, el cuerpo y las emociones por lo que se le hace más difícil a la madre recién parida vencer los desafíos normales de cuidar a su bebé. Las madres con DPP tienen momentos de llanto incontrolable, problemas para dormir, cambios de ánimo y cambios en el apetito. 

"Yo sé que mi bebé necesita atención, pero no consigo tener energía".

Síntomas de la DPP

Si estos síntomas duran más de dos semanas, hable con su médico:                                    

  • Pérdida de energía y motivación.
  • Llanto excesivo.
  • Olvidarse o tener problemas para concentrarse o tomar decisiones.
  • Exceso de apetito o no querer comer nada.
  • Sentirse irritable, ansiosa, inquieta, culpable o inútil.

Pida ayuda de inmediato si:

  • Piensa en lastimarse a sí misma o al bebé.
  • Siente que no vale la pena vivir.

Busque ayuda para usted y su bebé

Tener ideas y sentimientos alarmantes hacen que las mujeres con DPP se sientan con frecuencia avergonzadas de ser "malas madres" y se demoren en buscar ayuda médica. Esto es muy peligroso ya que la DPP es una enfermedad que no se quita sola. Evitar un tratamiento sólo empeora la DPP. 

La DPP se debe a una combinación de cambios hormonales, el ajuste psicológico a la maternidad y la fatiga. Como la maternidad es algo tan físicamente exigente, es esencial que las mujeres con DPP busquen la ayuda del médico. Sin tratamiento médico, la DPP causa daños serios a la madre y al bebé y puede dañar el matrimonio y las relaciones con la familia. Por suerte, con la ayuda médica, las madres comienzan a sentir un alivio inmediato. 

 

Cómo sobrellevar la DPP

  • Dígale al médico cómo se siente.
  • No quiera hacerle frente sola. Llame a alguna amistad u otra madre o psicoterapeuta con quien pueda conversar abiertamente sobre lo que siente. 
  • Tómese un descanso de 15 minutos. Camine, relájese en la bañera o ducha, haga algo que usted disfrute.
  • Exprese lo que siente. Escriba sobre sus emociones. 

Para conocer más sobre la DPP, visite www.mededppd.org/sp/default.asp.