La depresión

Tipos de depresión

Existen varios tipos de depresión según la causa de los síntomas, la intensidad de los síntomas y su duración. La depresión mayor y la depresión crónica son las más comunes.

  • Depresión mayor (también conocida como depresión clínica): Se caracteriza por una combinación de síntomas que interfieren con la habilidad de trabajar, dormir, estudiar, comer y disfrutar actividades que antes resultaban placenteras.
  • Trastorno distímico (también conocido como Distimia): Se caracteriza por un estado de ánimo deprimido a largo plazo (dos años o más). La distimia es menos severa que la depresión mayor y usualmente no incapacita a la persona, pero impide que funcione correctamente o se sienta bien. Si usted tiene distimia, también puede que experimente uno o más episodios de depresión mayor durante su vida.
  • Trastorno bipolar (también conocido como depresión maníaca): Se caracteriza por cambios cíclicos en el estado de ánimo con altas severas (manía) y bajas (depresión), usualmente con períodos normales de estado de ánimo entre estos ciclos.
  • Depresión postparto después del nacimiento de un hijo: Según el Instituto Nacional de Salud Mental, la depresión post-parto se diagnostica cuando una madre desarrolla un episodio marcado de depresión en el mes de haber dado a luz a su hijo. El 75% de las mujeres recién paridas sufren de esta depresión y el 12% sufre un episodio de depresión mayor.
  • Trastorno Afectivo Estacional (SAD, por sus siglas en inglés): Una depresión que ocurre cada año en la misma época y es algo más que la “depresión por el invierno” o la “claustrofobia”. Suele comenzar en el otoño o el invierno y terminar en la primavera o a comienzos del verano.