La depresión

Tratamientos para la depresión


Sabiendo que cada persona es diferente, una o más de las siguientes opciones podría ser la forma adecuada de tratamiento para la depresión, y cada uno debe ser explorado cuidadosamente con su médico.

Psicoterapia

La psicoterapia, conocida comúnmente como terapia, consiste en hablar sobre su enfermedad con un psicoterapeuta profesional. Entre otros beneficios, la terapia contribuye a mejorar su estrategia para sobrellevar los problemas y afrontar los factores que generan estrés en su vida, lo cual conduce a un cambio en el estado de ánimo. La terapia para la depresión ha demostrado mayor eficacia en combinación con un medicamento y si se mantiene un tratamiento saludable durante un largo período de tiempo. También la terapia le ayuda a entender su depresión y a hablar de la misma con los demás. Aún más importante, hablar con un terapeuta ayuda a prevenir trastornos más serios.

Medicamentos

Existen varios medicamentos, o antidepresivos, disponibles debido a la variedad de tipos de depresión. No todos reaccionamos de la misma forma ante el mismo medicamento ya que cada cual tiene un cuerpo diferente. A veces se recetan dos o más antidepresivos combinados para lograr un mejor efecto. Según un estudio del año 2006, fundado por los Institutos Nacionales de Salud, sólo el 30% de las personas con depresión se recuperan del todo después de tomarse la primera dosis de antidepresivos. Así que hace falta mantener un tratamiento a largo plazo y supervisado para lograr un beneficio completo.

Enfoques integrales

Algunas personas buscan alternativas a los fármacos. Sin embargo, es importante que consulte a su médico para asegurarse que esos criterios sean apropiados en su caso. Además de los suplementos, otros enfoques alternativos reconocen la conexión Cuerpo-Mente. Los tratamientos de acupuntura, terapia de masajes, yoga, meditación y la visualización guiada pueden ser eficaces. No obstante, al igual que la psicoterapia y los antidepresivos, el efecto es más fuerte cuando se mantienen de manera persistente durante largos períodos de tiempo. Igual que para sobrellevar el estrés, mantener una dieta saludable, hacer ejercicios físicos y de respiración es beneficioso para nuestro bienestar mental, independientemente de la depresión.