Juventud y Suicidio

Según la más reciente “Encuesta sobre la salud de los niños de California”, el 24% de los niños en 7º grado, el 29% de los niños en 9º grado y el 33% de los niños en 11º grado se sintieron tristes e inútiles durante 2 semanas o más el año pasado. También, el 16% de los niños en 9º grado y el 17% de los de 11º grado consideraron seriamente suicidarse el año pasado.

Señales que Advierten el Suicidio

Muchos jóvenes suicidas actúan en maneras que señalan su pensamiento suicida. Estas incluyen:

  • Preocupación por la muerte
  • Amenazas de suicidio, en forma de declaraciones directas e indirectas
  • Notas de suicidio y planes para actuar
  • Conducta suicida previa
  • Hacer arreglos finales (por ejemplo, hacer arreglos funerarios, escribir un testamento, regalar bienes preciados)
  • Cambios en el comportamiento, de apariencia, pensamientos y /o sentimientos

Qué hacer

Los jóvenes que tienen pensamientos suicidas típicamente no buscan  ayuda directa. Sin embargo, los padres, el personal escolar y los compañeros pueden reconocer las señales de advertencia y tomar acción inmediata para mantener a los jóvenes seguros. Cuando un joven da señales de que puede estar considerando el suicidio, se deben tomar las siguientes medidas:

  • Mantenga la calma
  • Pregúntele directamente si él o ella está pensando en el suicidio
  • Concéntrese en el bienestar del joven y evite hacer acusaciones
  • Escuche, ponga atención a lo que él o ella dice
  • Asegúrele que hay ayuda y que no se sentirá así para siempre
  • No juzgue
  • Proporcione supervisión constante y no lo deje sólo(a)
  • Retire cualquier artículo que pueda ser usado para autolesionarse
  • Busque ayuda: los compañeros no deben ser cómplices ni mucho menos ayudar a guardar cualquier secreto suicida. Por lo contrario, deben comunicárselo a un adulto, ya sea un padre/madre de familia, maestro o psicólogo de la escuela. Los padres de familia deben buscar ayuda a través de la escuela o utilizar  recursos de salud mental en la comunidad tan pronto como sea posible. El personal escolar debe llevar al estudiante al un profesional de salud mental en la escuela o a un administrador calificado.