Ser padres

Ser padres saludables

Para cuidar de usted mismo y enseñarle a su hijo a ser feliz y saludable, asegúrese de cuidar de su propia salud:

La nutrición es muy importante para mantenerse saludable.

  • Frutas y vegetales
  • Meriendas saludables
  • Coma pocas cantidades

El ejercicio y la recreación son las rutinas de toda una vida que aumentan su bienestar.

  • Le ayudan a controlar su peso.
  • Previenen la diabetes y otras enfermedades crónicas.
  • Establecen hábitos buenos y duraderos.
  • Aprenda a nadar con seguridad.

Vaya periódicamente al médico y al dentista.

Siempre demuestre y promueva la seguridad al conducir.

Duerma lo suficiente. Su salud y la habilidad de planificar su hogar comienza con el buen dormir cada noche. Cuando usted y su hijo han descansado bien, todos tienen una mayor oportunidad de triunfar en todo lo que hagan.