Ser padres

Tipos de padres

Padres autoritarios

Los padres autoritarios tratan de controlar a sus hijos todo el tiempo. Los niños de padres así no suelen aprender a resolver sus propios problemas ni a tener un criterio propio. Estos niños suelen ser obedientes y sumisos y son más propensos a tener poca confianza en sí mismos.

Los padres líderes

Los padres líderes ayudan a sus hijos a pensar por sí mismos, pero también les ofrecen orientación al participar en sus vidas y motivarlos a lograr sus expectativas y a seguir las reglas acordadas. Este tipo de padres democráticos prefieren enseñarles a sus hijos las habilidades necesarias para la vida en vez de castigarlos por mal comportamiento.

Los padres líderes han demostrado tener los hijos más exitosos entre estas categorías. El estilo cálido y cariñoso que tienen para criar a sus hijos les permite a éstos sentirse aceptados y confiados en sus propias habilidades, a la vez que saben que cuentan con el apoyo de sus padres cuando necesiten ayuda.

Padres permisivos

Los padres permisivos permiten que sus hijos tomen todas sus decisiones y no interfieren en sus ideas, incluso si han tomado una mala decisión. Estos padres creen que no hay nada que puedan hacer para cambiar el comportamiento de sus hijos y piensan que así evitan un conflicto. Los hijos de padres permisivos tienden a ser agresivos y suelen sentirse frustrados y confundidos por su falta de orientación.

Crianza sin participación

La crianza sin participación exige muy poco del niño. Los padres que no se involucran en la vida del niño se comunican muy poco y con frecuencia tardan en responderle al niño. A pesar de que la mayoría de estos padres sí se ocupan de las necesidades básicas del niño, de hecho hay algunos que ignoran incluso esta parte. Los padres no participativos suelen ser indiferentes y en general son distantes con el niño.