Lidiando con Trauma

TEPT

Trastorno de Estrés Post-Traumático 

El TEPT es una enfermedad real. Se puede padecer de TEPT después de haber vivido o visto algún suceso traumático, como el combate militar, un ciclón, una violación, abuso físico o un accidente serio. El TEPT hace que la persona sienta estrés y miedo después que el peligro haya terminado. Afecta la vida de la persona y a los  que la rodean.

El TEPT puede causar problemas como:

  • Recuerdos de lo sucedido o sentir que el suceso ocurre nuevamente.  
  • Problemas para dormir o pesadillas 
  • Sentirse solo.
  • Ataques de ira
  • Sentirse preocupado, culpable o triste.

El TEPT comienza en distintos momentos en cada persona. Los síntomas pueden surgir tras un suceso aterrador y luego continuar. Otras personas desarrollan síntomas nuevos o severos después de unos meses o incluso años. Cualquiera puede sufrir de TEPT, incluso los niños. 

Los medicamentos pueden ayudar a la persona a sentir menos miedo y tensión. Pueden demorar unas semanas en surtir su efecto. Hablar con un médico especializado o un psicólogo también ayuda a muchos que presentan TEPT.

¿Cómo se trata el TEPT?

Los tratamientos principales para los que sufren de TEPT son la psicoterapia (“terapia hablada”), los medicamentos o ambos. Cada persona es diferente, por lo que el tratamiento que funciona para un individuo puede que no funcione para otro. Es importante que las personas que sufren de TEPT sean tratadas por un especialista en la salud mental que tenga experiencia con el TEPT. Algunas personas con TEPT necesitan probar diferentes tratamientos para encontrar lo que mejore sus síntomas.

Si alguien con TEPT vive un trauma continuo, como tener una pareja abusiva, ambos problemas necesitan tratarse. Otros problemas continuos incluyen trastornos de pánico, depresión, uso de sustancias nocivas y tendencias suicidas.

¿Cómo ayudar a un amigo o familiar con TEPT?

Si conoce a alguien que padece TEPT, le afecta a usted también. Lo primero y más importante que debemos hacer para ayudar a un amigo o ser querido es ayudarle a obtener un diagnóstico y un tratamiento correcto. Necesitará sacar una cita para ir al médico y acompañarlo. Ayúdelo a que mantenga el tratamiento o a buscar un tratamiento diferente si sus síntomas no mejoran después de 6 u 8 semanas.

Para ayudar a un amigo o familiar, usted puede:

  • Ofrecer apoyo emocional, comprensión, paciencia y ánimo.
  • Conocer todo sobre el TEPT para poder comprender lo que siente su amigo o ser querido.
  • Hable con su amigo o ser querido y escúchelo atentamente.
  • Escuche cualquier sentimiento que su amigo o pariente pueda expresar y sea comprensivo de situaciones que puedan ocasionar síntomas de TEPT.
  • Invite a su amigo o familiar a compartir algunas distracciones positivas como caminar, salir de paseo y otras actividades.
  • Recuérdele que con el tiempo y el tratamiento se recuperará.

Nunca ignore ningún comentario que le haga su amigo o ser querido sobre atentar contra sí mismo. Haga un clic aquí para conocer sobre la prevención del suicidio.


Fuente: Instituto Nacional de Salud Mental